3 Pautas liberadoras para romper las cadenas de género

Abr 12, 2016 by Seonline Category: Blog 0 comments

romper-cadenas-e1428927718233

Romper las cadenas……..soltando carga para poder volar

¿Cuántas veces te has preguntado si podrías ser más feliz de lo que eres, si podrías vivir más a gusto o sentirte más en paz, con más serenidad?

Yo confieso aquí y ahora que unas cuantas veces. Por eso precisamente, porque tomé conciencia de que podía vivir más a gusto, sentirme más yo, comencé un proceso de transformación y crecimiento personal.

Es curioso, pero dicho a sí, incluso puede parecer egoísta. Fíjate que significa que en un determinado momento, dices, hasta aquí, y empiezas a pensar en ti, sí, sobre todo en ti. Y no es que no te importen los demás, no es eso, es que de repente te das cuenta de que si tú no estás bien, no te sientes bien, nada de lo demás tiene sentido.

Es ese preciso instante en el que tomas conciencia de que la persona más importante de tu vida eres tú. Y entonces, decides empezar a cuidarte y a ponerte en el primer plano.

Esto no es fácil en general, pero sobre todo, no es fácil para las mujeres. Nuestra sociedad, nuestra cultura está organizada para que las mujeres no nos pongamos en el primer plano, para que si lo hacemos, nos sintamos mal…. Fijaros si nos cuesta, que en mis talleres de coaching grupal, cuando les digo a las mujeres que expresen cosas que desean, muchas lo que hacen es desear para otros, para sus seres queridos….. ¿y tú, dónde estás? les pregunto.

Por eso hoy quiero traerte 3 pautas liberadoras que te ayudarán a romper las cadenas de género…..para ir soltando carga.

La primera de todas es declararte desde ya en estado de “solemne imperfección”

Estarás conmigo que eso de ir siendo perfecta en todo o al menos parecerlo es agotador y profundamente limitante. ¿Quién nos dijo a las mujeres que no podíamos tener defectos, o que si los teníamos seríamos inferiores o nos encontraríamos en falta? A paseo con esta cadena de género. Y ya sabes mi mantra:

Yo quiero ser real y no perfecta.
Tengo derecho a equivocarme y a sentirme vulnerable.
Tengo derecho a pedir ayuda a los demás.
Tengo derecho a intentar nuevos caminos hasta que encuentre el mío.

La segunda pauta que me parece esencial, es dejar de compararnos con los demás.

Esta la pongo, porque a mi, concretamente me ha hecho mucho daño. Yo recuerdo de pequeña alguna frase de esas lapidarias del tipo: pero mira Belén, que fulanita no se despeina y tú sí…. o fíjate en menganita que bien lo hace, podías parecerte un poco a ella. En fin, recuerdos desagradables que no creo que fueran una excepción.

A las chicas nos enseñan a compararnos unas con otras, y claro, casi siempre desde lo que la otra tiene y a mi me falta. Por eso, basta ya! Hasta aquí.

La única referencia que tenemos que tener es la nuestra propia.
El único reflejo que tenemos que mirar es el nuestro propio.
Somos únicas y especiales. Esta es la realidad.

La tercera pauta también es de nota. Atención!….. No presumas jamás. ¡Vaya tela!. Así que fijarme en lo que me falta sí, pero gritarle al mundo todo lo bueno que tengo y, lo bien que hago las cosas, eso no, eso es vanidad y soberbia. Y de qué manera nos lo penalizan…… Por eso de nuevo. Basta Ya! Hasta aquí y punto.

A partir de ahora vamos a celebrar todo lo que hacemos bien. Vamos a recitarnos como si fuera un mantra todo lo bueno que tengo…..y ya sé, que a lo mejor piensas que no tienes nada o muy poco, pero no es real, es la fuerza de la costumbre de no mirarte y de estar sujeta por las cadenas de género que nos atan.

Todo esto y mucho más vamos a tratarlo en el taller “Aprender a Querernos con Estilo” que celebraremos el 21 de mayo (día completo). Ya sabes si quieres apuntarte o si lo que quieres es tener una sesión de coaching gratis conmigo, puedes escribirme al belen@coachingcongenero.com.

Es el momento de levar nuestra autoestima, de gritarle al mundo todo lo que te mereces.

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.