¿Qué puedes hacer por ti? Asumiendo tu responsabilidad

semilla-germinando-1-1170x731

Responsabilidad es una palabra que hasta hace unos años, era un poco incómoda para mi, asociada siempre a algo que tenía que asumir, dar cuentas, que dependía de mi…..y siempre con una carga un poco negativa o dura. Estarás conmigo que cuando alguien te dice: asume tu responsabilidad…., es muy probable que se esté haciendo referencia a algo no muy bueno. Y esto, es porque en nuestro imaginario, la palabra responsabilidad, muchas veces está asociada a la palabra culpa. Por eso cuando alguien te dice: asume tu responsabilidad, lo que nos está queriendo decir, y así lo entendemos, es que tenemos la culpa de algo y hay que solucionarlo o tomar decisiones. Pues bien, hoy quiero compartir una nueva manera de ver la palabra responsabilidad, mucho más empoderadora, que he descubierto gracias a las dos disciplinas con las que trabajo, que son el Coaching emocional y el Mindfulness con perspectiva de género.
Yo, que me he dedicado unos años a escribir discurso político, quedé prendada de una frase de uno de los grandes discursos políticos de nuestra historia. Era un 20 de enero del año 1961 y el presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy la pronunció el día de su investidura. El dijo: “compatriotas, preguntad, no qué puede vuestro país hacer por vosotros; preguntad qué podéis hacer vosotros por vuestro país”
Pues bien, esto mismo es lo que tenemos que hacer con nuestra vida. Se trata de dejar de pensar qué puede cambiar en el entorno (jefes, jefas, puesto de trabajo, amistades, parejas, hijos e hijas, casas…., la lista puede ser casi inagotable), para empezar a ponernos en acción y tomar decisiones sobre lo que cada uno de nosotros y nosotras podemos cambiar, modificar, hacer para mejorar nuestra vida.
Cuando doy charlas o facilito talleres, me gusta decir, que no se trata de pensar en grandes modificaciones, es algo mucho más sencillo. Se trata de que nos dediquemos un rato para ver que pequeñas cosas podrían hacer mi vida más feliz, más plena. Te sorprenderás si a lo mejor piensas cosas del tipo: dar un paseo diario, tomar un café con un amigo/a una vez a la semana, ordenar la casa, hacer algo de deporte, cuidar mi alimentación, empezar a meditar, decir más veces No, darme algún capricho, dedicar algo de tiempo a los demás de manera altruista, decir más te quiero, gracias, quejarte menos, fijarte más en lo bello y positivo, ser más amable contigo y con los demás, estar más atenta/o…… También la lista puede ser interminable y los cambios, ya te aviso, asombrosos.

Asumir nuestra responsabilidad, es asumir nuestra vida plenamente.

Tenemos mucho más poder del que pensamos, es un poder inagotable que además genera reservas para afrontar los malos momentos.

Es un poder al alcance de todos y todas, es el auténtico Poder.
Cuando ponemos en práctica estas pequeñas cosas, empezamos a generar una energía muy positiva a nuestro alrededor que nos abre nuevas posibilidades, que nos mantiene atentas para ver los trenes que pasan por nuestro lado y decidir si queremos subirnos o no.
Si te apetece una conversación íntima para empezar a asumir tu responsabilidad y favorecer cambios positivos en tu vida, ya sabes que puedes contar conmigo.

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.