Atención Plena en la vida cotidiana

3-3-mindfulness-atencic3b3n-plena-simplemente-ser-en-positivarte-psicologc3ada-positiva-y-bienestar-integral-03

Cuando empiezo una charla sobre Mindfulness lo primero que hago es explicar a qué nos vamos a referir con esta palabra inglesa que en español se traduce por Atención Plena o Atención Consciente y para ello, siempre tengo a mano la definición de Jon Kabat – Zin creador de los programas de Mindfulness para la Reducción del estrés (MBSR).

Jon Kabat – Zin nos dice que Mindfulness es la conciencia que surge de prestar atención de manera intencionada al momento presente suspendiendo los juicios.

En definitiva es la actitud de ser plenamente conscientes de lo que ocurre en la vida, teniendo en cuenta que la vida está hecha de momentos, de instantes que se suceden unos a otros. Es por ello, y así me gusta definirlo a mi, una manera de vivir, una manera de ser y estar en el mundo.

Se trata de tomar una decisión, sí, tomar una decisión que no tiene vuelta atrás y que desde luego no nos deja indiferentes, es la decisión de “ser conscientes”. De dejar a un lado el piloto automático, integrando mente, cuerpo y corazón en todo lo que nos ocurra, sea lo que sea. Unas veces será agradable, otras desagradable y otras incluso doloroso.
Y si utilizamos el enfoque de la Atención plena, la propia vida es el mejor escenario para practicar. Por eso y aunque en los cursos y talleres hacemos mucho hincapié en las prácticas formales que aprendemos y entrenamos durante semanas, tales como la exploración del cuerpo, la meditación caminando o la meditación sedente, atendiendo de manera consciente a la respiración, también proponemos el escenario de la vida cotidiana para poner en práctica las denominadas prácticas informales de Mindfulness. Todo es válido, el aseo personal, las tareas de limpieza de la casa, hacer la comida, el acto mismo de comer o beber, las conversaciones, la escucha, el hecho de salir a la calle y sentir el roce del aire, hacer algún ejercicio físico, todo cambia y se transforma si lo hacemos con Atención plena, con Mindfulness. Dese esa mirada atenta, también cambia y se modifica nuestra relación con nuestro cuerpo, con nuestra alimentación.
Desde Mindfulness todo, absolutamente todo cobra sentido. En esta linea fue la propuesta que hice a unas alumnas la semana pasada, les dije, elegir la tarea que no os gusta hacer, por tediosa o cualquier otro motivo. Una vez elegida, poner toda la atención en esa tarea cuando la hagamos, haciendo que la mente esté centrada en cada acción de esa tarea. Es muy probable que el resultado sea diferente, y esto no significa que de repente te entusiasme hacer esa tarea, pero te aseguro que tu relación con ella cambiará. Porque cuando hacemos las cosas con Atención plena, todo cobra sentido, absolutamente todo. Además como dice uno de mis maestros en Mindfulness Bob Stahl con el que tuve el privilegio de realizar un retiro de silencio hace unos meses, a veces, las cosas o personas que más nos irritan son nuestros maestros. Si puedo estar conmigo, mantener la paz en mi mente y en mi corazón en vez de reaccionar al estímulo, seré libre y disfrutaré más de la Vida.

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.