Expresando emociones: llorar también es sano

llorar es sano

¿Te acuerdas de la última vez que tus ojos se llenaron de lágrimas?

Si no puedes acordarte, quizás haga demasiado tiempo, y sabes qué, que llorar también es sano.

Sí, como lo estás leyendo.

Las lágrimas son lubricante para nuestras emociones; es como cuando la cadena de tu bici hace un ruidito raro y le pones un poquito de aceite.

Bien es verdad que tenemos asociadas las lágrimas a la expresión de la tristeza o del dolor. Pero todas y todos hemos llorado alguna vez de alegría. Recuerdas aquella vez que lloraste de risa sin poder reprimirte, o aquella otra vez que dejándote llevar por la emoción viste como se te humedecían los ojos.

Claro que te acuerdas, ¿verdad?

Pues tienes que repetirlo. Tienes que llorar cuando lo necesites, sea para ayudarte a expresar un sentimiento de tristeza, o porque estás alegre y contenta.

No llorar puede hacerte daño.

Quizás no lloramos para no sentir, o mejor dicho, para que los demás no se den cuenta de lo que sentimos. Pero ya está científicamente demostrado, que darnos cuenta de lo que sentimos y aprender a gestionar nuestras emociones es clave para una vida sana.

Fortalece nuestro sistema inmunitario, nos previene de muchas enfermedades y mejora nuestra autoestima.

Así que ya lo sabes, llora, ríe, siente y sobre todo ¡exprésalo!

Feliz semana :-)

Leave a Comment!

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.