Los portadores de visión: una cuestión de fe

imagenes-sueños-magicos

 

En el mundo del coaching y la Pnl solemos decir que si crees que algo es posible estás en lo cierto y si crees que algo es imposible también estás en lo cierto. Esto que parece un trabalenguas tiene mucho que ver con el conocido efecto Pigmalión.

El efecto Pigmalión es un concepto acuñado por el psicólogo Robert Rosenthal para describir cómo las esperanzas positivas que depositamos en las personas influyen y mucho, en su comportamiento y sus logros.

Vamos que si confías en mi, me apoyas, me animas y yo hago lo que tengo que hacer, (por supuesto), la posibilidad de que lo consiga es mucho mayor que si piensas que no estoy capacitada, que me queda grande, que es muy difícil, que……

¿Recuerdas lo que pasaba en la famosa película My fair Lady (basada en la obra de teatro de George Bernard Shaw) en la que el Sr Higgins hace de una florista una elegante dama? En esa película, se ve como la confianza en que puedes conseguirlo junto con el trabajo duro, hacen milagros…o casi.

¿Significa esto que tenemos que alimentar los sueños? pues sí, como dice el dicho, se trata de soñar con los pies en la tierra, pero Soñar.  Y además, si tenemos gente que sueña con nosotras y nosotros, pues mejor que mejor.

La psicóloga Jean Shinoda Bolen acuñó un término que me encanta, y es el de portadores de visión. Ella comenta: “que para que un sueño se vuelva realidad, hay que tener primero un sueño, creer en él y trabajar por realizarlo.”. Hasta aquí es como muy obvio, pero entonces ella continua diciendo: “Normalmente, es esencial que otra persona que sea significativa para nosotros crea que ese sueño es posible: esa persona es una portadora de visión, cuya fe suele ser crucial.

Las personas que son portadoras de visión, son las que nos ayudan a hacer realidad nuestros sueños, nos acompañan, nos alientan, nos ayudan a levantar cuando nos flaquean las fuerzas, creen en nosotros y en nuestro sueño para hacerlo realidad.

El problemilla viene cuando nos damos cuenta de que a lo largo de la historia, los hombres han tenido fantásticas portadoras de visión a su lado. Esas mujeres que creían en ellos, en su talento, que les alentaban, que les cubrían sus necesidades para que ellos hicieran lo que tenían que hacer, pero….¿y nosotras? Pues casi que no, o como siempre en contadas excepciones.

Por eso, hoy desde aquí reivindico los sueños de las mujeres y animo a que seamos sus portadores y portadoras de visión.

Las mujeres necesitamos imaginar que nuestro sueño es posible y tener a una persona a nuestro lado que también lo crea, que sueñe con nosotras y, que nos aliente cuando nos fallen las fuerzas, es esencial.

No limitemos nuestra imaginación ya que como dijo Eleanor Roosevelt: “el futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños”

Leave a Comment!

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.