Mindfulness desde la perspectiva de género: el cuerpo

450_0

Mindfulness desde la perspectiva de género. Hoy vamos a hablar del cuerpo, del grado de consciencia que tenemos sobre él y de nuestra aceptación.
Te recuerdo que Mindfulness o la Conciencia plena, tal y como la define el doctor Jon Kabat-Zinn, del Centro Médico de la Universidad de Massachusetts, creador de los programas MBSR para la reducción de estrés con Mindfulness, es una manera de prestar atención de manera intencionada al momento presente, sin juzgar.

Es una práctica que se engloba dentro de la medicina mente-cuerpo, que cada vez está más extendida y que se basa fundamentalmente en considerar la mente y el cuerpo como partes inseparables y complementarias de la persona.

Pues bien, desde Mindfulness trabajamos el cuerpo, nuestro cuerpo, lo recorremos con la atención una y otra vez, paso a paso, lentamente, desde los dedos del pie a los muslos, las caderas, el pubis, el vientre, el pecho…. como parte de una práctica de meditación que se denomina, escáner corporal.

Para mi,  fue una re-conexión total con mi cuerpo.

Me permitió acariciarlo, recorrerlo con la atención, sintiendo cada parte de mi cuerpo como si lo estuviese rozando con las manos y esto creedme fue para mi, y creo que es para muchas mujeres, un verdadero acto de amor con nosotras mismas.

Las mujeres estamos tan bombardeadas e influenciadas por la presión social de la belleza, asociada a un cuerpo joven y delgado, que muchas veces mantenemos una relación muy complicada con nuestro cuerpo. Nos enajenamos de él para poder torturarlo con dietas y tratamientos, o simplemente, lo abandonamos, ignorándolo como si no nos importara nada, entonces dejamos de cuidarnos y en cierta medida, también dejamos de querernos un poco.

Con Mindfulness aprendemos a estar con nuestro cuerpo. Aprendemos a sentirlo y aceptarlo tal como es, desde el cuidado y el re-conocimiento de que es nuestro presente, lo que nos permite vivir, movernos, alimentarnos, etc.
Valoramos nuestro cuerpo como resonancia de las emociones, de todo lo que sentimos, de lo que es agradables de sentir, y de lo que no nos gusta tanto, en definitiva, el cuerpo como forma de estar presente en la vida, una vida que a veces se nos olvida vivir plenamente.

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.