Mindfulness nos coloca en el centro de nuestra vida

symbol of mindfulness, meditation and elegance with stack of balancing stones or pebbles over beautiful flowers and limestone background, copy space

Las 3 claves de la práctica del mindfulness

Las claves principales de la práctica de mindfulness, se encuentran recogidas en la definición que Jon Kabat – Zinn nos facilitó, allá por los años 80. Jon Kabat -Zinn, supo utilizar una práctica milenaria y retomarla para trabajar la relación entre el cuerpo y la mente de manera que podamos vivir más conscientes, con más conocimientos de nosotras/os mismas/os, y así, poder dar una mejor respuesta ante las situaciones que nos causan estrés.
Él dijo que mindfulness es: “la conciencia que surge de prestar atención de manera intencionada al momento presente, sin juicio”. De esta definición salen las 3 claves fundamentales de la práctica del mindfulness que son absolutamente necesarias para que podamos hablar de mindfulness y no de cualquier otra cosa.

Atención – Intención –  Actitud

La primera clave es la Atención. La atención en mindfulness es fundamental, es una atención deliberada, consciente, activa. Es una atención abierta hacia el entorno y abierta hacia nuestro interior. Es una atención completa, que nos permite trabajar la concentración inicial que utilizamos para calmar la mente. Sin embargo, si nos quedásemos aquí, sin más, no podríamos decir que estamos practicando mindfulness, tan sólo quizás, podríamos decir que entrenamos nuestra atención para poder concentrarnos mejor.

¿Qué es entonces lo que le falta a esa atención?

La atención que practicamos en mindfulness, está unida de manera muy estrecha a la intención. La intención es la segunda clave de la práctica de mindfulness. Es lo que le va a dar dirección y sentido a nuestra práctica. Es nuestro para qué. Y el para qué es muy personal, de acuerdo, pero en mi opinión, tiene que tener algunas características básicas para que sea mindfulness. Es la intención de vivir despierta/o y consciente del momento presente, entendiendo cómo la mente se desconecta una y otra vez de este momento, que es en verdad, lo único que tenemos para vivir. Es también una intención de no dañar, ni a una misma, ni a nada ni a nadie. Es la intención, de querer aliviar el sufrimiento propio y ajeno, es la intención de querer ser más feliz y vivir una vida con paz y armonía. Como ves, la práctica de mindfulness es mucho más profunda que una simple manera de mejorar la atención.

La tercera clave de la práctica de mindfulness, es la Actitud. La actitud con la que practicamos y con la que vivimos. Mindfulness nos habla de suspender el juicio, hacia nosotras mismas y hacia todo lo demás. De esta manera, podemos abrir un espacio ante todo, desconectando el piloto automático y eligiendo así, la mejor manera de responder. También es una actitud de amabilidad y cuidado. De generosidad, de no querer dar las cosas por supuestas y mirar la vida con ojos de principiante. Hablamos de aprender a soltar, a no apegarnos a los resultados y poder así vivir el proceso, que siempre nos conecta al presente.

Practicar mindfulness con perspectiva de género, significa poder ver la potencia de esta 3 claves en la vida de muchas mujeres.
Practicar la atención plena, significa dedicarnos tiempo, significa, mirarnos y sentirnos, significa recordarnos que el primer objeto de atención de nuestra vida, somos nosotras. Mindfulness nos enseña y ayuda a ponernos en el centro y desde ahí mirar a los demás. Además nos ayuda a identificar esa intención de cuidarnos, de querer estar presentes en nuestra vida, de conectarnos con nuestra propia vida y querer vivir más despiertas, asumiendo nuestro papel protagonista. Pero todo esto, tiene que hacerse desde la actitud de no juicio. De no juzgarnos, de cuidarnos, de tratarnos con amabilidad y solo una vez que nos hayamos entrenado en ello, empezar poco a poco a irradiar ese mismo cuidado y amor a lo demás. En resumen:

Mindfulness nos coloca en el centro de nuestra vida

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.