Optimismo inteligente: Resaltando lo bueno que hay en mi vida

jardin-de-amor

No sé si a ti te pasa, pero a mi me ocurre, que a veces voy tan deprisa que “no tengo tiempo” para pararme a pensar en todo lo bueno que hay en mi vida. Y esto, que parece como muy obvio, contiene un valor incalculable cuando lo hacemos consciente.

Nuestra sociedad promociona la queja, ya sabes: esto no lo quiero; por qué me pasará a mi esto; ojalá me sucediera tal cosa; ojalá no tuviera… y así sucesivamente.

Quejarse está bien visto, parece como si fuese más fácil entablar una conversación desde la queja, desde la falta. Luego bien es verdad, que es una actitud muy promocionada por la publicidad, de hecho, viven de nuestras faltas y carencias….ahí está su verdadero filón para vendernos todo tipo de productos que deseamos, pero no necesitamos.

Es como si ser optimista en esta sociedad no vendiese, no estuviese de moda o quizás la palabra es que no es cool.

Pues bien, yo reivindico el optimismo inteligente, porque creo que ser optimista es síntoma de inteligencia.

Por eso te propongo un sencillo ejercicio que a modo de varita mágica puede producir cambios sorprendentes en tu vida…para bien, por supuesto.

Busca un lugar en el que puedas estar con tranquilidad un rato, puedes hacerte una taza de café o si prefieres de te, ponerte música, encender unas velas o una varita de incienso, o quizás todo a la vez, por qué no? Se trata de que estés a gusto. Coge un hoja en blanco y un bolígrafo y prepárate para empezar.

Elabora una lista de todo lo que hay en tu vida que quieres mantener, pon todas esas cosas de las que te sientes orgullosa, no te cortes, pon todo, desde las cosas más frívolas, hasta las más importantes.

Es el momento de darte cuenta, de hacerte consciente de todo lo bueno que hay en tu vida.

cuaderno_de_trabajo

Cuando hayas terminado, quédate mirando tu lista unos instantes, pregúntate ¿cómo te sientes?, ¿de qué te das cuenta?

Intenta enriquecer tu vocabulario emocional, así que no te digas un simple, bien o feliz, indaga, sé creativa, mira a ver si palabras como completa, plena, satisfecha, orgullosa, redonda, agradecida, bendecida, mimada…… se acercan más a lo que sientes en este momento.

Es muy importante que te des cuenta de todo lo que llena tu vida, por supuesto que habrá cosas que te falten y querrías tener, o cosas que ahora están en tu vida, que preferirías que desapareciesen, pero eso es otro tipo de trabajo al que estamos más acostumbradas.

Tomar conciencia de manera responsable de lo bueno que tengo y quiero mantener, nos hace fuertes, nos llena de energía para caminar, nos aporta seguridad y nos hace sentir bien.

Ya ves que es bien sencillo, se puede ser optimista y también inteligente, tan solo necesitas una hoja y un bolígrafo para darte cuenta de todas las cosas por las que puedes alegrarte, así que una vez que tengas tu lista elaborada, puedes ponerla en un lugar visible para ti, para que puedas mirarla a diario, para recordarte todo por lo que mereces ser feliz.

Ah! se me olvidaba, y cuando te pregunten puedes decir que a partir de hoy, apuestas por el optimismo inteligente

Leave a Comment!

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.