¿Quién es la protagonista de tu vida?

113

Un día encontré en mi vida una persona estupenda, empezamos a salir, nos gustamos, nos hicimos amigos, cada vez salía más con él y menos con mis amigas, luego nos casamos, tuvimos hijos, mi ocio era compartido, salíamos todos juntos, o yo con mi marido y otras parejas. Mi vida se centró cada vez más en mi pareja y en mis hijos. Teníamos amigos comunes, ocio común, hijos comunes……
Un día de repente nuestra relación de pareja se rompió y me encontré que no sólo se había terminado mi relación con él, si no que también, se había terminado mi ocio, se habían terminado mis amistades porque eran comunes, y de repente, me encuentro que no tengo vida, porque en realidad nunca la tuve, siempre viví por y para otros. Y era feliz, no digo que no, pero ahora que estoy sola, me doy cuenta de que no sé cómo vivir mi vida, ni siquiera sabía que tenía una vida propia, ya no sé qué es lo que me gusta, porque siempre pensé en lo que nos gustaba, nunca me sentí la protagonista de mi vida, porque para mi, siempre fueron primero los otros (mi marido y mis hijos).

Esta historia que es de ficción, puede ser mi historia o tu historia, o la historia de tantas mujeres que aprenden a vivir su vida para otras personas.

Muchas veces la historia no tiene que ver con una ruptura de pareja, tan sólo tiene que ver con tantas mujeres que en el inicio de su vejez miran hacia atrás y se dan cuenta de que siempre, siempre, se pusieron en segundo plano, de que siempre se ocuparon de conceder los deseos de otras personas y se olvidaron de que ellas también los tenían, tantas mujeres que siempre hicieron las comidas preferidas de sus maridos o de sus hijas, pero que nunca se plantearon cuál era su comida preferida.

Escribiendo esto, me siento triste, también un poco enfadada, porque no es justo que la sociedad nos niegue el protagonismo de nuestras vidas. Y digo la sociedad, porque nos guste o no, nacemos hombres o mujeres y este hecho azaroso, significa crecer y vivir en un entorno que te planteará unas exigencias, que te ofrecerá unos patrones de comportamiento bien distintos, según seas hombre o mujer. Y en esto, a la vista está que las mujeres nos llevamos la peor parte. Aprendemos a darnos sin poner límites, realmente borramos los límites entre nosotras y nuestras familias. Quedamos diluidas en las vidas de los otros, y un día, cuando esos otros no están, nos sentimos unas extrañas en nuestras propias vidas.

Por todo esto, cuando trabajo con grupos de mujeres me gusta hablar del sano egoísmo.

Ese ponernos en el primer lugar de nuestras vidas. Ese tomar conciencia de que la persona más importante de tu vida eres tú.

Y esto significa sentirte una mujer completa, que elige libremente relacionarse con los demás sin diluirse. Una mujer que es consciente de su vida, de lo que le gusta y de lo que no le gusta. Una mujer que mantiene una esfera de libertad siempre. Una libertad, que le dará autonomía para relacionarse con los demás sin perderse.

Sabiendo que es ella, la que sostiene su vida y, que aunque todo lo demás se desmorone, ella, sigue sosteniendo su vida.

Así que, te propongo que te pongas esta camiseta y empieces a:

VICTORIAROCKERA4-672x372Salir más con las amigas…….sin parejas ni maridos, ni hijos.

Ir un día al cine tu sola……que sí, de verdad, que no pasa nada.

Darte un paseo por el parque……así, porque te apetece.

Visitar esa exposición que te gusta…….sí, tu sola, será genial.

En definitiva, a darte cuenta de lo que te gusta…….y hacerlo.

Porque tú eres la protagonista de tu vida

Comments2
  1. Belen noviembre 30, -0001   

    Esa es la actitud, Cristina. Al principio cuesta, nos sentimos extrañas, pero luego ya verás como empiezas a disfrutar de estos momentos contigo. Un abrazo

  2. Cristina noviembre 30, -0001   

    “yo soy una de esas personas que está sola….
    es tremendamente difícil encontrar a una amiga que sea capaz de dejar a su marido en casa para salir contigo a dar un paseo, ir al cine, cenar etc etc…
    es muy triste pero es la realidad….así que animo a realizar esas tareas solas…
    yo mañana, con 45 años espero tener la valentía de ir al cine yo sola”

Leave a Comment!

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.