¿Quieres enfadarte?, ¿estás segura?

Jun 23, 2014 by Belen Category: Blog 35 comments

Después de un enfado, uno de esos que no tienen mucha importancia pero que una vez asumidos, te fastidian el día, lo que más me molesta es no haber sido capaz de poner en práctica más recursos que podían haberlo evitado o por lo menos, haberlo solucionado casi al instante.

Y luego a medida que pasa el tiempo, dar marcha atrás, y más si tienes que dar tu brazo a torcer, se convierte en una tarea titánica.

 Una tarea titánica en la que intervienen dos vocecillas:

Una vocecilla me dice, has hecho bien, se lo merece, has quedado por encima, tú sólo te has defendido etc.

Esta vocecilla, es la que justifica mi acción, mi enfado.

La otra vocecilla, me dice, pero ¿para qué te has enfadado?, si estás peor, si tu quieres a esa persona y estar así no te gusta, hay mil maneras de haber dicho que te ofendía, o lo que te ha molestado sin llegar a este enfado etc.

Esta vocecilla, es mi parte conciliadora.

Las dos vocecillas me conocen muy bien, y me estás diciendo lo que quiero oír.

Entonces, ahora lo que tengo que hacer es elegir. Tengo que decidir a que vocecilla hago caso y obrar en consecuencia.

Me gusta hacer caso a mi segunda vocecilla, la conciliadora. Sí, y no creas que lo hago desde hace mucho, porque yo era de las que se enfadaba con dignidad hasta el final, costase lo que costase. Pero ahora he cambiado. Quedar supuestamente por encima, no me satisface. Se que tengo muchos recursos para sentirme bien sin ese enfado tan duradero.

Además, y esto me parece muy importante, al no atacar a la otra persona, das espacio, ese espacio tan maravilloso donde todo es posible. Es un instante, en el que tenemos que elegir cómo reaccionamos, pero es un instante maravilloso para darnos cuenta de lo que nos pasa, de cómo nos sentimos, y de cuál es la mejor manera de solucionarlo.

Enfadarnos y quedar por encima dañando una relación que nos importa, no parece que sea una manera eficaz de actuar.

Pero lo más importante de esto es: que yo decido, yo elijo cómo actuar, qué decir y qué no decir.

Es mi responsabilidad y la asumo.

Leave a Comment!

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.