La mejor medicina contra la anorexia: Me quiero tal como soy. 2ª clave para fortalecer nuestra autoestima

Amate_a_ti_mismo_FT-Copiar-420x244

Os traigo un pedacito del libro que pronto verá la luz, llevará por título “Un día dejé de comer. Mi experiencia con la anorexia. Un camino lleno de aprendizajes”.

En él hablo de mi experiencia con esta lacra que tiene nombre de mujer y doy algunas claves para comprender qué es lo que le pasa a una chica con anorexia y pautas que pueden ayudar a recomponer nuestra autoestima.

…Y el viaje hacia la curación significó por un lado: asumirme y quererme tal y como soy y por otro lado, entender qué me pasaba, cómo se había construído mi yo anoréxico.

 La primera parte es así de simple. 

Quererme tal y como soy 

Cuando decimos que la belleza está en el interior, es real. Porque cuando tú te sientes bien, te gustas, te quieres, irradias una energía muy potente a tu alrededor.

                                Eres feliz y este sentimiento se contagia.

Dejas de fijarte en lo que no tienes y pones el foco en lo que sí tienes.

Mirarte al espejo ya no es un tormento, es un placer sin vanidad, es un increíble acto de amor hacia ti misma, porque eres la persona más importante de tu vida.

Y tomas conciencia de que:

Si tu no estás bien, nada funciona.

Si tu no te quieres de verdad, no dejarás que nadie te quiera de verdad.

Si tu no te cuidas, nadie lo hará por ti.

Podrás estar rodeada de gente maravillosa, podrás tener un trabajo que te guste, podrás tener oportunidades de desarrollo, pero si tu no estás bien, si no te quieres, construirás una torre de naipes, frágil y a merced del viento que sople.

                   Somatizamos en nuestro cuerpo nuestro rechazo a otras cosas. 

Utilizamos el cuerpo porque es maleable, nos resulta fácil de dominar, de torturar. Pero nosotras sabemos que es otra cosa lo que no nos gusta.

Somos nosotras mismas y nuestra incapacidad para gritarlo al mundo. Estamos llenas de ira contra todo porque nos han hecho daño. Somos tan frágiles y a la vez tan fuertes.

Sólo tomando conciencia de nuestra fragilidad, podremos empezar a retomar nuestra fuerza. Es precisamente tras reconocer nuestra fragilidad que podremos empezar a llenarnos de energía para avanzar siendo nosotras mismas.

Queriéndonos

Gustándonos

Amándonos

Dándonos permiso para no ser la mejor. Dándonos permiso para fallar. Asumiendo que hay gente más guapa, más delgada, más gorda, más inteligente. Y que todas y todos somos seres únicos capaces de dar amor, pero sobre todo, de recibirlo. 

 

Leave a Comment!

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando acepta nuestra política de cookies.